Ismael Serrano es toda una institución en el género de la música de autor española a pesar de su juventud. Con poco más de 40 años, el artista madrileño puede sacar pecho de llevar veinte años de carrera profesional y de haberse mantenido siempre fiel a su estilo. Sus canciones, de marcada esencia ‘folk’ pero concediendo también importancia al pop, denotan un gran trabajo tanto en la composición como en la preparación de las letras. Está considerado, además, uno de los últimos exponentes de la canción protesta.

El cantautor madrileño nació en 1974 en el seno de una familia con fuerte inquietudes culturales. Aquel ambiente empapó al joven Serrano que, no obstante, no se lanzaría a la creación artística hasta su época universitaria. Tras realizar sus primera actuaciones en distintos locales de Madrid, en 1997 se atrevió con Atrapados en Azul, su primer disco. La recepción superó las expectativas -fue disco de platino- pero sería La memoria de los peces (1998) el álbum que lo encumbraría a ambos lados del Atlántico. Temas como A las madres de mayo perduran hoy como homenaje a las víctimas de la dictadura argentina.