La hermosa pero terrible versión de los Hermanos Grimm se ha convertido en un musical que sin perder de vista la triste historia de los dos hermanos, está llena de humor y ternura que se desprende de la relación de Hansel y Gretel, la música, las canciones y las bellas coreografías.

El conmovedor cuento de los Hermanos Grimm llega al Teatro Sanpol en clave de musical, con la sello indiscutible de la Compañía La Bicicleta y en colaboración de la conocida y reputada Escola de Teatro Musical Memory de Barcelona.

Se trata de un espectáculo vibrante, una obra asombrosamente construida, con escenarios sorprendentes, variados y coloridos; unos números musicales de gran calidad y unos entrañables personajes humanos, graciosos y tiernos… y algún que otro también terrorífico.

Los hermanos Hansel y Gretel la egoísta madrastra, el desventurado padre, la malvada bruja y, como no, la deliciosa casita de chocolate, emocionarán a los pequeños epectadores. La nota rompedora, alegre y desenfadada la pone un original personaje, el burro, con el que los niños se tropiezan en el bosque y que les acompaña en gran parte de su aventura.

La relación de estos personajes aligera la carga emocional del cuento y enfatiza la dimensión positiva de la historia:la unión y el ingenio de tres seres desvalidos logra vencer al mal. A la vez que da pie a divertidísimos números musicales.