En tu cuarenta cumpleaños tu mujer te echa de casa. No has dado un palo al agua en tu vida y no sabes ni freír un huevo. Para colmo, no tienes ni un duro, porque eres un vividor incorregible.

Tal y como está el patio, ¿qué vas a hacer con tu vida? Con las maletas en la mano, ¿dónde vas a ir ahora? Has abusado siempre de todo el mundo ahora nadie quiere echarte una mano. ¿Nadie?

En la vida existen grandes personas que van a estar contigo, en lo bueno y en lo malo, y se hacen llamar entre ellos… COMPADRES